Sistema Ibérico
El Moncayo más salvaje

El Moncayo más salvaje

La madre de todas las ventiscas.

Este año ibamos a ir un grupo más grande al Moncayo. Esther quería coronar su primer pico en condiciones invernales y Vicente quería volver a practicar alpinismo. Así que pensé en una ascensión facilita, corta pero con ambiente de alta montaña, y además que estuviese cerca. Pues qué iba a ser: el Moncayo. De nuevo nos dirigíamos para allá, esta vez para dormir en el albergue juvenil de Alcalá de Moncayo. El sábado visitamos el Monasterio de Veruela (ya tenia ganas de verlo después de haber estado por allí 2 veces, es precioso) y el domingo realizamos la ascensión. Y vaya ascensión.

El día se levantó ventoso, pero no nos podíamos imaginar cuanto. La visibilidad era muy mala, así que decidimos subir por la normal, y descender por la ladera derecha del circo, realizando así una bonita ruta circular. En el cordal cimero vientos de hasta 100 km/h nos zarandeaban como a peleles (y yo peso casi 90kg…). La temperatura efectiva o sensación térmica era de unos -23ºC (-3ºC a más de 64 km/h = -23ºC), y cualquier parte de la piel al descubierto quemaba como si te atizaran con fuego. Todos lo pasamos bastante mal, en especial Vicente, que sufrió un pajarón plutoniano de aupa. Pero nos salvó la Virgen (si, si, no estoy flipado: la imagen de la Virgen que hay en la cima nos escudaba del viento), y después de un breve tentempié emprendimos el descenso. Bestial. El Moncayo será pequeñito, pero es muy matón, y no hay que subestimarlo…

LOS DATOS
  • Tiempo: Unas 3h para subir y bajar.
  • Desnivel: 716m.
LA AVENTURA

Aqui vemos el pueblo de Alcalá del Moncayo, donde hicimos noche. El Monasterio de Veruela: imprescindible visitarlo si se pasa por la zona.

  
Un poco de Bulder para pasar la tarde despues de haber visitado el Monasterio, en los muros de al lado del albergue…
A la mañanita siguiente, arriba temprano, preparar el equipo y… a vernoslas con el Moncayo!
Comenzamos a ascender desde el santuario de la Virgen del Moncayo. Hay mas nieve que nunca, y un fuerte viento gélido que proviene de las cumbres nos da de lleno en la cara…
Vamos ganando altura. La nieve, a ratos costra y a ratos helada, cambia a cada paso, haciendo incomoda la subida junto con el viento cada vez más fuerte…
Una vez alcanzamos el Alto del Moncayo (2.252m) una fuerte ventisca nos recibe. Cuesta mantenerse de pie. Es realmente impresionante y aterrador…
Sudamos tinta para alcanzar la cima con aquel huracán. A pesar de todo, el espectaculo era alucinante en las entrañas del monstruo…
Y por fin la cima. La Virgen nos protegió con su pedestal, jejeje, menos mal. Temperatura al abrigo del viento -3ºC. Nos parecía el Caribe comparado con el frio que hacía si te daba el viento…
Y después de un tentempié, para abajo. De las 3 veces que he ido nunca había visto tanta nieve como este año. Esta vez el Moncayo nos ha mostrado su lado feroz, que hace que recordemos que a pesar de su modesta altitud, en invierno hay que saber respetarlo, o te puedes llevar un susto.
MYPROTEIN Set 3.1
Share this Story

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Suscríbete al Newsletter

Blog Finalista Premios Myprotein 2017

Blog Finalista Premios Educa 2015

Siguenos en Google+

Síguenos en Facebook

Lecturas Recomendadas